Entrevista Yannick Larqué: Equidad de género desde el punto de vista masculino

Entrevista YANNICK LARQUÉ

Ciudadano del mundo nacido en Francia, hablando 4 idiomas fluentemente, con experiencia laboral en más de 14 países en los últimos 20 años. Actualmente director de TI para una empresa Farmacéutica y orgulloso padre de 1 niña y 1 niño.

Equidad de género desde el punto de vista masculino

1.  ¿Sientes que los estereotipos de género juegan en contra para los hombres? Tanto en la vida privada como laboralmente.

El machismo está presente en Latinoamérica en las distintas clases de la sociedad, pero no es algo que se pueda generalizar para todo el mundo tampoco. En algunas ocasiones he podido apreciar varios tipos de chistes de índole homofóbico y muchos estereotipos en cómo tienen que actuar los hombres y las mujeres, incluso cuando uno está en un ámbito tan cotidiano como evento sociales, donde son las mismas personas las que se tienden a excluir en grupos de hombres y mujeres. Este tipo desituaciones demuestran que al día de hoy no son solo los hombres los que tienen instaurado ciertas actitudes y pensamientos,sino que también las mujeres lo tienen arraigado y lo fomentan. Muchas  veces esto provoca que las mismas mujeres se auto impiden hacer ciertas cosas, por lo que creo que la igualdad de género tiene que llegar desde la propia educación en la familia y el propio conocimiento a raíz de cambios en la sociedad.

En otro aspecto, siento que hoy en día con la lucha sobre la equidad de género, los hombres puedan llegar a sentirse perdidos, especialmente en cómo actuar en algunas ocasiones con las mujeres a nivel personal. Al nivel laboral, el crecimiento de la equidad permite también aumentar y mejorar las oportunidades para las mujeres, aunque queda todavía un largo camino, ya que si nos fijamos al nivel directivo no hay tanta equidad aún.

Ahora bien, me surge cierta incertidumbre sobre qué puede pasar si en algún momento aparezcan leyes que obliguen a implementar cuotas de género dentro del trabajo. Por ejemplo, que exista un 50% de mujeres y un 50% de hombres en un área, o por su color de piel. Esto si bien en principio pueda parecer que ayude a luchar contra la desigualdad, creo que llegando al punto de que los porcentajes se asemejan, ya no se contratará a las personas por sus conocimientos y habilidades, sino porque están obligados a contratar a un género determinado, lo que termina provocando un nuevo tipo de  discriminación por género y aumentando la desigualdad.

Por lo anterior, llego a pensar que este tipo de regulaciones puedan ser contraproducentes. La igualdad significa que, desde la base del conocimiento, debemos entender que todos somos capaces, sin auto limite, independiente de su género, color, o religión.

2.  ¿Cómo ha afectado el movimiento feminista a tu percepción de equidad de género?

Al nivel laboral ha permitido parar los pies de hombres que actuaban de forma totalmente equivocada, como, por ejemplo, elacoso sexual en el trabajo, el más leve que sea. Es más, existen hombres donde este tipo de comportamientos hace parte de su normalidad diaria, no dándose cuenta de lo equivocado que pueda resultar, y mucho menos en cómo afecta a las mujeres.

Al mismo tiempo, pienso que hoy en día este movimiento ha instaurado en los hombres la incertidumbre de cómo tienen que actuar ante las mujeres, ya que piensan que cualquier actitud o acción pueda llegar a ser violencia de género. Se puede tornar un poco complicado entender y encontrar la delgada línea entre lo que está bien y lo que está mal a la hora de relacionarse con una mujer.

Es importante recalcar que no se puede generalizar un concepto ni a un país, un continente o al mundo entero, porque todos somos diferentes, tanto a nivel cultural como sociológico. El límite no es universal ya que dependiendo de cada cultura lamanera correcta de relacionarse suele variar. Por ejemplo, en Inglaterra la gente no genera contacto físico al saludarse, y al contrario en Brasil seria visto de mala educación.

3.  ¿En qué ámbito el hombre sufre de la desigualdad?

Existen varios ámbitos. En primer lugar, creo que en las actitudes. Hoy en día tienes que actuar de cierta manera debido a la desigualdad de género, como por ejemplo cuando el hombre tiene que ser fuerte y masculino. Si no cumples con estos estándares, pueden excluirte, tildarte de homosexual o afeminado, siendo irrespetuoso a las tendencias y conductas sexuales de las personas.

En segundo lugar, en el sustento económico. Muchos hombres hasta el día de hoy creen que es lo correcto ser el único sustento económico de la casa, solo porque es hombre. A mi parecer, creo que este estereotipo ha jugado muchas veces en contra a los hombres, por qué ser el sustento económico tiene una gran presión de por medio que no se habla, siendo un tema tabú. Al igual, juega en contra a las mujeres que decidieron dedicarse a su familia. Las labores del hogar representan un trabajo exigente y, a pesar de eso, no tiene remuneración alguna. El hecho de compartir el sustento económico ayuda a que aumente la igualdad, ya que el hombre como la mujer tienen que trabajar y al mismo tiempo repartirse las tareas del hogar, dando independencia económica y desarrollo personal a ambos.

Y en último lugar, la corresponsabilidad parental. La desigualdad de género perjudica a los hombres a la hora de criar a sus hijos, porque existe el estereotipo de que las mujeres son las que crían y los hombres los que trabajan. Suele pasar que cuando unpadre cría a un hijo o una hija a la par con la madre, suelen felicitarlo o asombrarse, lo que me ha demostrado que son acciones raras y escasas entre los hombres, siendo que debería ser sumamente natural el querer y tener la responsabilidad de criar y ocuparse de sus hijos. En efecto es importante la igualdad, dejando de lado que cada uno tiene un rol el específico a la hora deser padres, y en cambio, empezar a pensar en padres complementarios, en donde tanto padres como madres somos capaces de realizar las mismas tareas para los niños, a excepción de lo fisiológico siendo la única limitante.

X